24
Abr
07

Almuerzos impagables

Y no hablo de los buenos, los que son impagables. Hablo de los que no pagaría ni un duro para que los volviera a “disfrutar”.

Todos hemos sido pequeños, hasta aquí todos de acuerdo. Pero cuando éramos pequeños nos diferenciábamos en el cole por los que iban al comedor y por los que volvían a su casa a comer. Y como todo el mundo imagina, yo soy de los primeros.

Mis padres trabajaban (los dos), y pasaban de tener que enviar a algún tipo de canguro para que me llevara a casa, me diera de comer, y luego me depositara otra vez en el colegio. Así pues, me he tirado toda la vida comiendo en ése maravilloso sitio llamado comedor. Allí es donde encontré amistades de verdad. Allí es donde aprendí grandes valores de la vida (como lavarse las manos antes de comer). Y allí es donde aprendí a odiar cierto tipo de comidas. Por ejemplo: los purés. Dijeran lo que dijeran, esos purés sabían a tabaco. Y mira que yo a estas alturas de mi vida todavía no se a lo que sabe. Pero sé como huele, y el puré sabía a lo mismo que huele el tabaco. Algunos de mis compañeros tenían adicción al puré de calabacín…

Otra comida que odiaba de aquel sitio eran los filetes de “ternera”. Por decir algo, por que mas bien parecían un trozo de cartón (de esos de arrugas) empanado. Porque ésos eran los peores, los empanados. Siempre te los ponían con lechuga (ensalada lo llamaban). Y claro, ¿para qué iban a escurrir la lechuga? Al plato iba con todas sus vitaminas, minerales, y como cuarto de litro de agua. Agua que hacía que el empanado del filete se convirtiera en una especie de conglomerado gomoso, que se podía retirar cual piel de serpiente. Yo la retiraba, cortaba el filete en cachos que luego introducía en el pan para así intentar librarme de ésa tortura. Siempre me pillaban, pero una vez el filete en el suelo no podían hacer que te lo comieras. Y es que con el filete estaba prohíbido comer patatas fritas.

Aunque algunos días nos daban un respiro y preparaban un menú especial (sobre todo cuando la fecha de perdernos de vista estaba cerca). Siempre eran huevos fritos. Me he tirando años comiendo huevos fritos sólo dos veces al año. ¿De aquí viene el refrán de “cuando seas mayor comerás huevos”? No se sabe, pero yo de pequeño no los comía. Además ése menú siempre traía una sorpresa de postre, aunque no era sorpresa, eran chucherías y si acaso un flan. Cuando había flan, en el comedor había fiesta.

Aparte de la comida asquerosa también había gente asquerosa. Y es que en todo comedor de colegio público que se precie no podía faltar el Guarro. El Guarro (normalmente repetidor) era el que se lo comía todo, pero todo a la vez. Era el que al yogur le echaba patatas fritas, o a la ensalada le echaba ketchup. Y claro, siempre se comía sus propias creaciones, haciendonos sentir la mayor arcada de nuestras vidas.

Antes, cuando las notas eran PA’s y NM’s, a nosotros también nos ponían nota en el comedor. En todos los años que estuve en el colegio siempre había un comentario de la cuidadora: “Sigue sin comer carne”. Así hasta los 12 años.

De todas formas, el comedor tenía algo bueno. Justo cuando acababas de comer y te ibas al patio. 2 horas de patio para nosotros solos, para los privilegiados del comedor (era nuestra recompensa por el castigo sufrido). La verdad es que aunque a veces se pasa mal comiendo todas esas bazofias, lo compensa esas horas extra de patio. Las mejores alianzas/amistades/peleas/partidos de fútbol… han sido en esas horas de comedor.

Y aunque yo pensaba que ya había huído de todas estas cosas, resulta que los encuentros de la banda/orquesta joven de la Comunidad de Madrid se hacen en un sitio llamado Ciudad Escolar. Y que el comedor de allí hace gala al nombre del sitio, incluso creo que es todavía peor que el comedor de mi colegio.

Escucho: Dream Theater – Panic Attack


14 Responses to “Almuerzos impagables”


  1. 1 Lna
    24 abril, 2007 a las 12:27 pm

    Yo tb era de las del comedor! jaja, no me acordaba de todo eso, xo ahora q lo dices…

    A ver si tienes suerte con tu nuevo comedor y no es tan malo como te parece jaja.

  2. 2 ERU
    24 abril, 2007 a las 3:18 pm

    Jo Nano… me has hecho recordar buenos (y también escatológicos) momentos… :_(

  3. 24 abril, 2007 a las 4:17 pm

    Son grandes momentos de nuestras vidas que no merecen ser olvidados… jajaja

  4. 24 abril, 2007 a las 5:51 pm

    Pues no sé en qué comedor de Auschwitz comías tú… pero salvo lo de la comida especial y la ensalada pasada por agua, el resto de cosas como que no me han pasado a mí… El puré no sabía bien, pero a tabaco tampoco, y sé a qué sabe el tabaco. Comíamos huevos con relativa frecuencia, y natillas o yogures también. Si hasta nos hacían hamburguesas en la última semana de clase antes de las vacaciones de navidad o verano!!!

    Tampoco teníamos un guarro en el comedor, pero lo de escaquear comida si que era una constante (no por mi parte). Eso y escaparse del patio para ir a casa de un amigo que vivía cerca era lo más parecido a Prison Break que te podías echar a la cara… Desde esconder la comida en el pan, envolverla en servilletas, tirarla al suelo, meterla en las jarras de agua hasta aplastarlas con la bandeja para que se quedaran pegadas por debajo y no se viesen XDDD

    Eso sí, el patio era nuestro, y cuando ya volvían todos (sobre las 15:00 aprox) les maldecíamos entre dientes, por quitarnos la comodidad de un patio a nuestras anchas… La de partidas a la “americana”, “alemana”, “21”, “bombilla” y demás que echamos… Además de jugar a otros juegos, practicar flauta o directamente hacer el cabrón😛

    Grandes años los del comedor!!! Y llenos de grandes momentos *_^

  5. 24 abril, 2007 a las 6:19 pm

    Joe, ¡pero eso es tener infancia!
    Yo tenía que aguantarme y comer aburrida en mi casa con la cantinela de mi madre chillando a mi hermano porque a las 3 menos 10 seguía con el plato entero.

    Yo estoy disfrutando eso del comedor ahora, pero además, bien hecho, que me llevo el taper con la comida de mamá, que la de la escuela…ya no tengo estómago para aguantarla.

    Voy a parecer yo también buena persona y te voy a dejar enlazado por ahí, pa cotillear de vez en cuando, principalmente, jajaja.

  6. 6 DuenDecilla
    24 abril, 2007 a las 10:44 pm

    Y yo el sábado a Ciudad Escolar… toda una semana de ricos menús. Atención a la especialidad de la casa: los macarrones dulces ( hay pocos que sean capaces de comerse un plato de estos… )

    Por no hablar de otras exquisiteces como los filetes de ternera, también denominados suelas de zapato, o del pescado q más espinas tiene en todo el mercado. Estos manjares suelen servirse acompañados de una ensalada bien pasadita por agua, q se olvidan de escurrir la mayor parte de los días, por no decir todos.

    Eso sí, nuestro colacao de la cena q no nos lo quite nadie, algo bueno tenía q haber😛

    Q bonito vivir los tiempos de comedor a los 20…

  7. 25 abril, 2007 a las 1:32 am

    Joe dok, de verdad que tuviste suerte… En mi comedor las cosas estaba mucho peor. Y eso que no he mencionado que TODA la comida te la servían sin sal.

    Zahira: disfrutar el comedor ahora no tiene mérito, ya que los mejores momentos se pasanba de críos. Eso si, ahora de mayores hacemos otras cosas que tambien nos reportan grandes satisfacciones… Aún así, de las pocas veces que he comido en mi casa de pequeño, he de decir que volvía a las 3 bien alimentado, pero triste, porque ése día no había podido hechar la partida a la bombilla (gracias dok por el recordatorio).

    DuenDecilla: si es que encima quejándote. Si yo no me fuera a Granada también me gustaría estar allí “saboreando” esa excelente comida de Ciudad Escolar… Te traeré algo de Granada.

  8. 25 abril, 2007 a las 1:41 am

    Sois todos unos putos marquesitos, eh? Os quejáis de la comida por puro vicio… Si no os traían la merienda del Ritz os tirábais de los pelos verdad? Así andásteis todos sin vello púbico hasta los 16😛

    PD: Yo como sin sal, y la comida sigue estando igual de buena/mala sino más

  9. 25 abril, 2007 a las 1:55 am

    No, marquesito tú, que te ponían las mejores comidas ya de infante…

  10. 25 abril, 2007 a las 2:08 am

    Puta envidia… ¬¬ sigue comiendo en el comedor anda XDDDD

  11. 26 abril, 2007 a las 1:36 pm

    Pasaba x aqui de casualidad y lei tu post…la verdad que y me quede pocas veces en el comedor, pero tampoco tengo grandes recuerdos de ello…en el mío, había monjitas que t animaban a comertelo todo pensando en “los pobres niños de Africa q se morían de hambre” (palabras textuales) y a las pocas ganas de comer, encima se le añadía el sentimiento de culpa….con seis años…

  12. 26 abril, 2007 a las 3:27 pm

    Pues gracias por pasar de casualidad y animarte a comentar, ya que debes ser de los pocos que lo hace…

  13. 13 DuenDecilla
    28 abril, 2007 a las 10:55 pm

    Confirmado: primer día macarrones dulces… q tocará mañana? (será q se me está quitando lo de ser marquesita, dok, porq hoy me han parecido más comestibles q en otras ocasiones)

    Seguro q a estas horas te lo estás pasando genial por Granada. Espero q no te olvides de traerme algo, que está puesto ahí arriba…jejeje

    Por cierto, he recibido felicitaciones por el concierto, asiq te las trasmito. yo estoy contenta de como salió y orgullosa de ti🙂 muak

  14. 22 julio, 2007 a las 10:03 am

    Vaya yo pertenezco al grupo de comer en casita, alguna vez me quedé al comedor y no me gustó nada, toda la planta de abajo del colegio olía a puré que daba arcadas…recuerdo que el día que me quedé escondí las croquetas en el pan y el puré que había de primero se lo encasqueté a la de al lado que le encantaba…yo prefería ir a casa y comer mientras veía el “Príncipe de BelAir” o aquellos dibujos animados de los ricachones de BervelyHills-Teens.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Mirones

hit counter

abril 2007
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Posts Más Vistos

Pasaron por aquí

  • 168,265 visitas desde el 27 de enero del 2007

Licencia


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons


A %d blogueros les gusta esto: