Archive for the 'bebercio' Category

25
Dic
07

Cena de Navidad

Yo pensaba que al volver a casa todo iba a ser relax y vacaciones. Pero como mi madre que tiene ese humor que a mí tanto me gusta, me dijo que sería una buena idea que preparara la cena de Navidad. Lo bueno es que no fuimos muchos…

A parte de entrantes variados, el plato fuerte fueros unos solomillos de buey con salsa de queso azul (muy afamada en Donostia). Y como hice fotoreportaje pues paso a detallar la receta.

Para la salsa, necesitamos queso azul, mantequilla y nata (si es la de la foto mejor), y un poco de pimienta.

En un cazo pequeño ponemos un poco de mantequilla y esperamos a que se funda.

Calculamos tres cuartos de cuña del queso (2, 3 personas) y lo mezclamos con la mantequilla en la olla. Si te pasas con el queso no importa, la salsa no sabe fuerte. Removemos a fuego fuerte hasta que se funde el queso.

Cuando esté bien fundido mezclamos la nata, removemos para que se mezcle bien y añadimos pimienta al gusto. Dejamos reposar a fuego muy suave unos 10 minutos.

Mientras reduce la salsa, en una plancha freimos los solomillos con una gotita de aceite. Tienen que quedar jugosos, así que unos minutos por cada lado con la plancha al máximo es suficiente.

Para acompañar podemos poner en la plancha unos tomates cortados en mitades, y freímos unas patatas en daditos para luego poder mojar en la salsa.

Ahora sólo queda montar el plato y servir en la mesa rápido porque todo tiene que llegar caliente a la boca de nuestros invitados.

¡Sencillo y resultón!

Y cuando termina la cena, nos comemos el postre, el café. Después de todo esto vienen las copitas. Si vosotros sois roneros os voy a presentar la copa máxima, también por pasos:

Necesitamos un vaso de sidra con tres o cuatro piedras de hielo.

Un buen ron.

Cortamos una mandarina por la mitad y la exprimimos en el vaso.

Hechamos el ron en la mandarina, movemos con una cucharilla para que se mezcle bien y añadimos la coca cola (no queda bien con ninguna otra bebida). Y bebemos ¿no?

Os aseguro que esta demasiado buena y que vais a ser capaces de beber todo el ron que no habéis bebido en vuestra vida.

Con esto ya tenemos finalizada la noche, la parte de la cena. Después de las copas cada uno ya tira para su territorio, bailoteo, ligoteo, ver la tele. En mi caso, partida de parchís con apuestas y todo. La gran ganadora de la noche, mi abuela.

Y vosotros, ¿qué hacéis después de las copas?

¡Feliz Navidad amigos!

19
Oct
07

Zurriola Marítimo

Ya por fin hemos salido.

Hace dos o tres semanas salimos Mariana y yo a ver que se cocía y la verdad es que no estuvo muy para allá. Entonces resonó en nuestras cabezas el apodo que tiene la ciudad: Ñoñostia.

El caso es que ayer, después de la banda, nos fuimos de botellón a la Concha. Como la otra vez, pero ayer nos juntamos muchísimos musikenos dispuestos a darlo todo, en lo que sería la inauguración del curso botellonero.

Los botellones en la Concha son impagables. Yo acostumbrado al secano de Alcorcón, de repente poder beber en la arena, poder mear en la orilla, con el rumor de las olas como melodía, no tiene precio.

Como los de primero “no nos integramos” pues no conocíamos a mucha gente, y hay que ver con la cantidad de gente que hablé ayer. Gente que me decía que no les sonaba mi cara. Claro, cómo les iba a sonar…

Después del botellón fuimos a un local que se llama ZM. Parece que es mítico entre los del conservatorio, porque debe de ser el único que cierra más tarde de las 3. El sitio es pequeño y está abarrotado. Además hay que pagar para entrar. Pero está en la misma playa de Zurriola, lo que me recordó mucho a las típicas fiestas californianas de series de televisión como O.C.

Yo, como soy un bailongo nato, pues en el ZM me lo pasé de puta madre. Allí ya si que fue subrealista. Compartimos cosas inimaginables con gentes que no conocíamos de nada. Compartimos bailes, risas, alcohol, abrazos (¿verdad Sofi?) y besos (¿verdad JD?).

Ya cuando cerraron el sitio, Mariana y yo nos recogimos, aunque cuando llegamos a casa nos quedamos comentando la jugada hasta las 7 de la mañana. Todo esto ha hecho que haya faltado a mi primera clase como musikeno. Pero bueno ha sido una optativa. Ya me inventaré alguna excusa.

Hoy también hay ensayo de banda. Hoy también hay botellón, y espero que también haya baile. Parece que al final Ñoñostia no lo va a ser tanto.

Lo único que me falta es hacer fotos. El día que me acuerde os prometo que las publico.

16
Oct
07

Fin de semana ovetense

 Por fin tengo el pen, Así que ya puedo escribir en casa y subirlo en el cyber o en mi conservatorio.

Como casi nadie sabréis, pasé el puente del Pilar en Oviedo, mientras mis amigos los donostiarras andaban pegandose por la ciudad donde vivo. Impresiona verlo por la tele, sobre todo cuando reconoces lugares por donde paseas tranquilamente.

Hay que ver lo mal comunicado que está el norte. Cogí un autobus que tardó unas 6 horas y media. Toda una paliza. En el bus fui con compañeros de trompa de mi conservatorio, así que se hizo ameno el camino. Llegué pasadas las 11 de la noche, un poco más doblado de lo habitual pero con ganas de marcha. En cuanto llegué al piso de Lara (que fue mi anfitriona) me colocaron una botella de Brugal en la mano y un estás en tu casa. Cuando se acabó la botella, fuimos en busca de la fiesta ovetense. A partir de aquí se puede calificar todo como subrealista. Mi otra anfitriona (que había conocido ese día) decidió que quería volver a casa con algo de metal, en forma de grapas cerrando la brecha que se hizo en la cabeza al pegarse un hostión contra un bordillo. Total que la noche se acabó ahí, no si antes protagonizar el mejor momento de la noche en la sala de espera del hospital. En ese momento no me di cuenta, pero no me hubiera extrañado que más de uno hubieramos amanecido en el calabozo.

Nuestra amiga Sheila (la de las grapas) juró que no volvería a beber nunca más en la vida, así que el viernes se tornó tranquilo y de recuperación del día anterior. El sábado me enseñaron lo que yo quería ver de Oviedo: el Ikea. Pensé en llevarmelo todo, pero también pensé que no habría manera de subirlo al bus de vuelta a Donostia, así que me corté un poco. Luego salimos de sidras, me enseñaron la famosa Gascona, en donde unos hombre muy muy bordes se supone que nos tendrían que escanciar la sidra. Como se hacía de rogar, acabamos por hacer un self service. El domingo, como día de esparcimiento que es, fuímos a Gijón. Yo no lo conocía, y la verdad la forma de la ciudad se parece mucho a San Sebastián, aunque no es ni la mitad de bonito, y sí el doble de grande. Luego cenamos patatas al cabrales y nos fuimos a la cama, que al día siguiente había que madrugar para las 7 horas de autobus que me esperaban. Como nota negativa (aparte de las grapas, y de una improvisada gastroenteritis el domingo por la noche), perdí una lentilla. Ahora estaré toda la semana del encuentro de banda sin ver una mierda. Pero bueno, fue mi culpa…

Me dejo muchas cosas, lo sé, pero no se puede contar todo, y hay cosas de las que no me acuerdo. Aún así, muchisimas gracias a Lara y Sheila por acogerme. Ya sabéis donde tenéis una casa, y un amigo dentro.

09
Sep
07

San Petardillo

Ayer celebramos San Petardillo. Digamos que es mi peña, aunque en realidad la cosa se remonta muchos años más atrás.

Hace 26 años unos locos (y un poco borrachos) decidieron en medio de las fiestas patronales, quemar un muñeco en la plaza de San Pedro Bautista, conocida coloquialmente como San Petax. Este fue el principio de una tradición, que cada año se repite el primer sábado de las fiestas patronales.

La tarde comienza con una procesión, paseando al muñeco por medio Alcorcón, cortando el tráfico por donde nos venga en gana (eso antes, ahora ya está pactado el recorrido). Luego una vez llegado al punto de quema, se deposita el muñeco, y se pasa a la fase de repostaje. La cerveza y la comida recorren nuestros cuerpos hasta llega la hora de la traca.

A las 12 es la hora elegida para la traca y quema del muñeco. Después de la tontería nos vamos sin más, y dejamos que los bomberos hagan su trabajo.

Esta gilipollez tan grande arrastra cada año a más gente. La cosa ya empieza a asustar, porque aunque no tenga una cifra de datos perfecta, a ojo de vieja diría que ayer viendo el acontecimiento habría unas 5000 personas. Total, no sé muy bien porqué van, pero aplauden de lo lindo.

Pretendía hacer un reportaje gráfico sobre la fiesta, pero mi cámara me trata mal, y se quedó sin pilas nada más quemar el muñeco. Algunas fotos hice, así que por aquí las pongo.

He aquí San Petardillo. Dicen que se parece al fundador de la peña…

Aquí me hallo con mi hermana.

La peña al completo, juto con el Frente de Juventudes… 

El muñeco en el momento de la explosión.

Fuegos artificiales en honor a nuestro patrón.

 

Nuestro patrón consumido por las llamas.

 

Ofrenda chispeante a San Petardillo.

 

Bueno, básicamente en esto consistió la noche del sábado. Después de esto, pues a dar vueltas, a bailar, y a saludar a viejos conocidos que te encuentras siempre en fiestas. Seguiremos informando…

02
May
07

Esto no es un fotolog

Y eso todo el mundo lo sabe. Lo que pasa es que ayer estuve de botellona con mi querida y adorada JOCMA (más bien con los músicois de allí) y claro, me lié a hacer fotos. Para que vea la gente lo que hacen los músicos en su tiempo libre. Nada más hay que observar a la hora a la que he llegado a mi casa para darse cuenta del destrozo de la situación. ¡Bien seguro!

Pasemos a la parte grandiosa del asunto, las fotos.


Bea que las drojas son malas…


Hacía un frío de pelotas


El Pepo hacía amistades.


Y yo también… Se llama Irene y toca la trompa ¡como yo! Qué ilusión


Lara y… ¿yo?


Que manía de hacer las fotos mientras se hacen fotos…


Gonzalín y yo en plena cacería


¿Dónde estuviste toda la noche?


Mariana, quiero saber quien te hacía ESO para que me lo haga a mí también!!


A estas alturas todavía me sorprendo de que la gente me quiera…


Retirada por el frío…


Otra gran trompista (Vero!!). Madre, si es que estáis en tos laos…

Bueno y se acabose por hoy. Ha sido una gran noche.

Escuchando: Michael Jackson – Don’t Stop ‘Til You Get Enough

29
Abr
07

7 pecados granadinos

Si hubiéramos sido un retiro espiritual de católicos, habríamos batido todos los records, y todas las papeletas para ir al infierno de cabeza.

Un fin de semana bucólico-pastoral en el que -estimo- unas 60 personas hemos convivido en Granada. Un retiro que más que espiritual se podría calificar de demoniaco, ya que hemos cometido todos los pecados capitales[↑] que existen. Alojamiento precario (aunque bastante correcto para ser un albergue), comida defectuosa (¿qué pasa con la paella?), y una ciudad hermosa, jóven y dispuesta a acojer las tonterías que aportamos una panda de madrileños de palo. Enumeremos:

  • Gula: En Granada son impresionantes las tapas que ponen. En todos los lados comes por un par de cañas, y ademas tapas de calidad y recién hechas. Destacaría un sitio del que no me acuerdo del nombre, en el que el sábado por la noche cenamos y nos pusimos ciegos a una especie de coñac adulterado. De lo más sexual, oiga. También hay que destacar el botellódromo de la ciudad, y aunque no tenga que ver con comer, si tiene que ver con el ansia con el que engulliamos el alcohol y con la cantidad de horas que hemos permanecido en estado de embriaguez.
  • Envidia: la que nos tenian todos los que asistieron al concierto en el conservatorio superior de Granada (¿verdad que sí?). Qué afinación, qué claridad en las emisiones, y la cantidad ingente de matíces que hacíamos.
  • Avaricia: la de los dueños del “resturant” dónde aparcamos después del concierto. Un asco de comida, y a partir de la primera consumición, las demás las pagabas tú. Menos mal que invitaban…
  • Pereza: y es que tener que levantarse para ir a ver la Alhambra (es que las cuestas cuestan). Pereza para bajar a comer, pereza para ducharnos. En definitiva, pereza para todos menos para ir a beber o de cañas.
  • Soberbia: ya que somos los putos amos. Y de éso se dieron cuenta los granadinos. Hay que ver como nos la gastamos los de Madriz. Y más los de Alcorcón (tiene un color especial).
  • Ira: la que te entra cuando la gitana de turno te lee el futuro en la mano. A mí no me dejó escapar una, así que tuve que “pagarle mi suerte”. Yo pensé que con 40 céntimos bastaría pero resulta que no le hizo mucha gracia, y mientras me alejaba mormuraba palabras con poco sentido.
  • Lujuria: realmente los músicos vamos a lo que vamos, y más en los viajes. Hubo una cantidad ingente de ligoteos varios, intercambios culturales y demás… Lo que no sé es por qué no hice la prueba para entrar en Amaniel, menudas mujeres… jajajaja. Total un fin de semana erótico-festivo de los que hacen época.

En fin, a título personal comentar que ha sido un viaje de lujo. Lleno de nuevas amistades, bebercio, comercio, fiestercio, y todo lo que se terció. Hay que ver el buen rollo que tienen en el conservatorio de Amaniel. Uno, después de tres días con vosotros se siente totalmente amanielense amanielero (¡gracias Reyes!). Simplemente genial.

Y parte de todo hubo lugar para el surrealismo, como demuestra esta foto:

Mi maleta con la matrícula de la Tere.

La banda sonora del viaje la puso el gran Dani con su mp3, y un animado conductor, que convirtió nuestro bus en una discoteca. A destacar a los Dream Theater como temas centrales del viaje.

¡Gracias a todos por todo!

PD: igual hay faltas de ortografía o algo mal escrito, pero es que el sueño que tengo es monumental, aunque estaba emocionado por escribir algo del viaje.

14
Abr
07

¿A quién pretendemos engañar?

¿Cuántas veces hemos dicho, “no tenía que haber salido ayer”?

¿Por qué somos así? Seguro que somos la especie de toda la galaxia que más se arrepiente. Pero es que, además, no aprendemos. Siempre nos vuelve a pasar. Pero, si ya sabías lo que iba a pasar si salías. Por éso precisamente no ibas a salir.

Si es que esta actividad de mentirnos a unos mismos no nos lleva a ningún sitio. ¿Qué pasa cuando alguien dice “venga, la última y nos vamos”? Todo el mundo lo sabe.
Toda esta actitud de “insinceridad” con uno mismo, no es buena para la salud. ¿Qué cuerpo tenemos los días que nos arrepentimos? Y si no es en el sentido físico, es en el psicológico. Las mayores pajas mentales han aparecido tras una noche de borrachera. Una noche de esas de “no, si yo me tomo una y me voy”.

Las autoridades deberían tomar cartas en el asunto. Tienen que prohibir irte de fiesta. Pero para que no nos arrepintamos. Yo creo que seríamos más felices si sacaran las fiestas de nuestras vidas… ¿No? Mierda, para que habré dicho yo ésto.

Escucho: Concierto para trompa y orquesta de Richard Strauss (el nº2) con Dennis Brain y la orquesta Phillarmonia




Mirones

hit counter

junio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

Posts Más Vistos

Pasaron por aquí

  • 168,693 visitas desde el 27 de enero del 2007

Licencia


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons