Archive for the 'viajes' Category

13
Nov
07

Reflexiones madrileñas

Bueno ya llevo unos días en Madrid de invitado. Y digo invitado porque es como me siento. La sensación general es como si estuviera de vacaciones. Mi casa ya no es mi casa, mis amigos son más lejanos que nunca. La familia sigue igual, claro, pero todo el mundo te trata bien, y quieren estar contigo (que es algo que me gusta).

Después de 3 meses fuera hay muchas cosas que cambian. Ahora mi vida ya no está aquí. Ahora mi vida es bajar al Eroski a buscar las mejores ofertas, levantarme los lunes pronto para coger aula para estudiar, viajar en bici como si fueran mis segundas piernas, acompañar a Lucía a Benta Berri, ir a casa de Áurea a pasarlo bien entre mis nuevos amigos, amigos que ya los siento como míos, como de toda la vida. Ya los echo de menos.

Pero estar aquí no es malo, ni mucho menos. Todo el mundo me dice que estoy cambiado, todos coinciden que a mejor. Algunos también coinciden en que me corte las greñas (cosa que todavá no va a pasar), y lo mejor que me han dicho hasta ahora es que estoy más jóven (gracias Vicky, tú estás más de todo lo bueno :P). A los amigos les apetece verte, y ya tengo la “agenda” repleta de encuentros. Además creo que ahora vienen los mejores.

En fin, que de vez en cuando está bien ser el invitado.

Dentro de una semana estoy otra vez en casa, y otra vez en guerra para darlo todo. Ya sabéis que mi cumpleaños está próximo, así que ahí tienes tu fiesta parda, Lucía.

Anuncios
10
Nov
07

10 días

Son los que estoy en Madrid.

Hay que ver, parece que fue hace años cuando me fui. Lo miro todo como si fuera nuevo. Ya lo echaba de menos, hasta que me vi envuelto en mi primer atasco después de dos meses tranquilo. Y vuelvo a echar de menos Donostia.

Pero bueno, es cierto que tenía (y tengo) muchas ganas de venir, de ver a la familia, a los amigos, pasarme por mi escuela, por mi conservatorio… (todavía no me atrevo a ponerles el ex delante).

Y también tengo ganas de volver a mi maravillosa rutina, a mi bici, a mis musikeneros. Os echo de menos ya… El jueves me lo pasé genial con mi primer duro (sí, es que soy algo tardío yo…), todavía me duelen los mordiscos Sofi.

Qué cantidad de sentimientos encontrados. Espero no liarme mucho.

Encima pensaba estar de vacaciones, pero como soy demasiado listo, se me ha ocurrido presentarme dentro de un mes a las pruebas de la Jóven Orquesta Mundial, y creo que me tengo que poner las pilas. Una semanita en Madrid, y estudiando. Nadie me va a reconocer…

16
Oct
07

Fin de semana ovetense

 Por fin tengo el pen, Así que ya puedo escribir en casa y subirlo en el cyber o en mi conservatorio.

Como casi nadie sabréis, pasé el puente del Pilar en Oviedo, mientras mis amigos los donostiarras andaban pegandose por la ciudad donde vivo. Impresiona verlo por la tele, sobre todo cuando reconoces lugares por donde paseas tranquilamente.

Hay que ver lo mal comunicado que está el norte. Cogí un autobus que tardó unas 6 horas y media. Toda una paliza. En el bus fui con compañeros de trompa de mi conservatorio, así que se hizo ameno el camino. Llegué pasadas las 11 de la noche, un poco más doblado de lo habitual pero con ganas de marcha. En cuanto llegué al piso de Lara (que fue mi anfitriona) me colocaron una botella de Brugal en la mano y un estás en tu casa. Cuando se acabó la botella, fuimos en busca de la fiesta ovetense. A partir de aquí se puede calificar todo como subrealista. Mi otra anfitriona (que había conocido ese día) decidió que quería volver a casa con algo de metal, en forma de grapas cerrando la brecha que se hizo en la cabeza al pegarse un hostión contra un bordillo. Total que la noche se acabó ahí, no si antes protagonizar el mejor momento de la noche en la sala de espera del hospital. En ese momento no me di cuenta, pero no me hubiera extrañado que más de uno hubieramos amanecido en el calabozo.

Nuestra amiga Sheila (la de las grapas) juró que no volvería a beber nunca más en la vida, así que el viernes se tornó tranquilo y de recuperación del día anterior. El sábado me enseñaron lo que yo quería ver de Oviedo: el Ikea. Pensé en llevarmelo todo, pero también pensé que no habría manera de subirlo al bus de vuelta a Donostia, así que me corté un poco. Luego salimos de sidras, me enseñaron la famosa Gascona, en donde unos hombre muy muy bordes se supone que nos tendrían que escanciar la sidra. Como se hacía de rogar, acabamos por hacer un self service. El domingo, como día de esparcimiento que es, fuímos a Gijón. Yo no lo conocía, y la verdad la forma de la ciudad se parece mucho a San Sebastián, aunque no es ni la mitad de bonito, y sí el doble de grande. Luego cenamos patatas al cabrales y nos fuimos a la cama, que al día siguiente había que madrugar para las 7 horas de autobus que me esperaban. Como nota negativa (aparte de las grapas, y de una improvisada gastroenteritis el domingo por la noche), perdí una lentilla. Ahora estaré toda la semana del encuentro de banda sin ver una mierda. Pero bueno, fue mi culpa…

Me dejo muchas cosas, lo sé, pero no se puede contar todo, y hay cosas de las que no me acuerdo. Aún así, muchisimas gracias a Lara y Sheila por acogerme. Ya sabéis donde tenéis una casa, y un amigo dentro.

15
Sep
07

Operación éxodo

Llevo un rato pensando en cómo empezar este post. No es que sea difícil ni nada. Simplemente es despedirse. Decir adiós. Pero, lo que cuesta…

En menos de dos horas estaré de camino a mi próximo hogar durante 4 años. Sí, ya sé que todos lo conocéis, que he sido muy pesado con el tema.

No me ha dado tiempo a despedirme ni de la mitad de los que hubiera querido. Ojalá pudieran leer esto. Que no piensen que me he olvidado de ellos. No me olvido de nadie, aunque prefiero no dar nombres por si me olvido de alguien 🙂

Como a todo el mundo, nunca se me han dado bien las despedidas, no es lo mío. Simplemente decir que bueno, intentaré leer lo que pongáis, intentaré seguir con el blog, e intentaré seguir leyendo los vuestros. A decir verdad del blog (y de todo lo que rodea) no me despido del todo. Sólo hasta que tenga internet, que espero que sea pronto (más que nada por mi adicción a las series…).

Pero sí digo adiós a mucha gente, mucha gente que se queda en el lugar donde nací y crecí, y a mucha gente que al igual que yo, emigran. Espero que nos vaya bien a todos, y que podamos reencontrarnos con algo bonito que recordar.

Bueno ya paro que no quiero ser plasta. A ver si esta semana consigo conectarme para dar señales de vida (para el que le interese).

Hasta pronto.

PD: he visto este vídeo esta noche, y sentía que tenía que ponerlo:

03
Sep
07

a Donostia hemos de ir…

Bueno chicos, cada día queda menos para el éxodo…

Mañana a estas horas estaré tomando algo cerca de la Concha, mirando el mar, y contento por haber firmado el contrato de mi nuevo flamante hogar. Ya daré más detalles cuando vuelva (el miercoles).

Aviso que a partir del jueves empiezan las fiestas en Alcorcón, y quizá no escriba mucho por aquí. Pero bueno, si a alguien le importa, pues de vez en cuando daré señales de vida.

Y nada más, sed buenos 🙂

31
Jul
07

Cameralia 07

¡Qué calor hace en Madrid!

Ya estoy de vuelta. Como ya sabéis estuve en un curso de músicos en Santiago de Compostela. El curso era una academia de música de cámara (pequeñas agrupaciones instrumentales), que se integraba dentro de la Semana Internacional de Música de Cámara.

El curso sencillamente ha sido increíble. Mucho nivel tanto de profesores como de alumnos, mucho trabajo musical, y muchas risas en los descansos. Si hay que destacar algo es al grupo donde tocaba yo. A parte de ser todos unos máquinas encima eran de lo más majo. Babel Ensemble nos llamábamos.

[De arriba a abajo y de izquierda a derecha: David (trompa), Juanlu (clarinete), Patricia (fagot), Yanyi (clarinete), Lu (oboe), Sara (fagot), e Isabel (oboe)]

De los que no eran de mi grupo hay que destacar a MariXose que no he conocido a una chica más bruta (desde el cariño, ya lo sabes), a Antonio (que como tocaba el cabrón), a nuestra “cuidadora” y suministradora de tickets del comedor, Silvia (la pelirrojiña) y a Xocas, nuestro conductor alocado.

Los profesores eran de lo mejorcito en el panorama internacional. Todos eran muy majos, pero por encima de todos hay que mencionar a Christian Wetzel, oboista, que aparte de ser una grandísima persona (un día ensayo con nosotros 4 horas, cuando 2 horas y media eran de su tiempo libre), encima era un charlatán y te partías con las cosas que decía. Siempre se acercaba a saludar y a preguntar que tal estabamos, e incluso se aprendió palabras en español (porque hay que decir que las clases las dábamos en inglés). Aunque también traía vocabulario español de Alemania como “la puta madre que te parió” que se lo dijo al profesor de fagot el día de la fiesta. El profesor de fagot (Dag Jensen) era gracioso por como andaba, y sobre todo por como se tropezaba.

[Los babeles con Christian Wetzel, y un poco alcoholizados]

En galicia se come bien. Eso dice mi báscula. Y es que en la organización, cuando teníamos que tocar fuera nos llevában a los mejores restaurantes (menudo chuletón el del sábado). También me traigo a casa tres conciertos en el auditorio de Ribadeo, en el auditorio de Ourense, y en el Auditorio de Galicia. En este último también grabamos unos cuantos grupos del curso un CD, pero que supongo que hasta dentro de mucho tiempo no tendremos en nuestras manos…

[Algo con pulpo y almejas]

No se que más decir, que me lo he pasado genial, que he aprendido muchísimo sobre música de cámara y de cómo tocar en grupo, que he conocido a gente de mi próximo conservatorio (musikene) y que me he reencontrado con viejas amistades gloriosas (David, Sara…). También he conocido a gente increíble, aunque no mucha ya que cada uno estaba demasiado enfrascado en su grupo, y tampoco teníamos mucho tiempo libre.

[trompas al rescate]

[aquí con Sara]

[y aquí con Lu]

Mención especial a José Toxeiro, que nos ha amenizado la semana como sólo él sabe hacerlo. Ah, y también al Sodomizazozil, medicamento de moda.

PD: me pondré al día con todos vuestros blogs, pero dadme un poco de tiempo. 😉

22
Jul
07

Galicia me espera

Dentro de unas horas sale mi avión hacia Santiago de Compostela. Allí voy a pasar una semana de fresquito. Y también una semana “trabajando”. Me voy al curso de Cameralia, que aunque no se muy bien como va, promete. Pero allí me esperan clases colectivas, individuales, charlas, seminarios, un concurso y unas 8 horas al día tocando. Suena a paliza, pero para nosotros estos cursos son muy gratificantes.

No sé si allí podré meterme aunque sea sólo para ver los comentarios (jajaja, qué ingenuo), o vuestros blogs. Si puedo lo haré.

El día 30 actualizo y os cuento un poco mi vida, aunque se que no os gusta.

Os echaré de menos.

PD: Noemí, si me mandas más memes ya sabes lo que va a pasar… Si tengo muchos atrasados los haré todos de una vez, no te preocupes 😉

Escucho: Incubus – Nice to know you http://www.goear.com/files/sst/d39271430b7b7f7ea7643e80991078c9.mp3″




Mirones

hit counter

diciembre 2017
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archivos

Posts Más Vistos

Pasaron por aquí

  • 168,957 visitas desde el 27 de enero del 2007

Licencia


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons